La historia de un diseño: NeXT

“La publicidad no es el arte de venderte lo que no necesitas, si no lo que yo creo que necesitas”.

Esta frase bien podría pertenecer a  uno de los visionarios del último siglo, Steve Jobs. Su capacidad para reinventarse y para crear valor en aquello que otros despreciaban, fue uno de los puntales de su vida al frente de Apple y como no, de otras tantas empresas en las que fue dejando su impronta. Empresas como NeXT. Y es precisamente en un pasaje de su prolífica vida, al margen de la hoy todopoderosa Apple, donde nos detendremos.

Trascurría el año 1986 y Steve Jobs fue apartado de Apple, compañía que fundó junto a Steve Wozniak una década antes. Jobs arrogante y orgulloso cuando menos, decidió tras un tiempo de reflexión seguir con su afán emprendedor y su visionaria percepción de la industria informática de consumo. El nombre elegido para continuar con tal misión fue NeXT.

Post220816_R01_A

Jobs se caracterizó, tanto en Apple, como en NeXT, en no escatimar ni un dólar en diseño. Por lo que acudió a Paul Rand. Este diseñador gráfico de setenta y un años nacido en Brooklyn ya había creado algunos de los logotipos más conocidos del mercado, como los de la revista Esquire, IBM, la firma Westinghouse, la cadena de televisión ABC y el servicio de mensajería UPS.

Por aquel entonces había firmado un contrato con IBM, y sus supervisores afirmaron que, obviamente, supondría un conflicto de intereses que diseñara la imagen de otra empresa informática, así que Jobs cogió el teléfono y llamó a John Akers, consejero delegado de IBM. No estaba en la ciudad, pero Jobs fue tan insistente que al final lo pasaron con el vicepresidente, Paul Rizzo. Tras dos días, Rizzo concluyó que era inútil resistirse a Jobs y le dio permiso a Rand para que llevara a cabo el encargo.

Le pidió que le diera varias opciones sobre el posible logo de NeXT. Rand le contestó lo siguiente:

“No. Yo voy a resolverte el problema. Pero no lo voy a hacer dándote varios bocetos.  Lo voy a hacer con uno solo. Y tú me vas a pagar. Si quieres que alguien te dé varias opciones, ves a buscar a otro. Yo resolveré tu problema de la mejor forma que sé hacerlo. Luego, que te guste o no, o que lo vayas a utilizar, es tu problema. No el mío.”

Por supuesto Jobs, enamorado del diseño y gran admirador del arte, le encanto dicho logotipo. 100.000 dólares a una sola carta que acabó ganado toda una mano.

Post220816_R01_B

La Historia de Paul Rand y NeXT nos lleva a un punto donde confluyen el arte, el conocimiento de una profesión y claridad de ideas. Conocer los detalles que son representativos de una marca u objeto, estudiar y transmitir la idea que como profesionales tenemos a un cliente; es lo que finalmente convertirá una visión en una realidad tangible.

Fotos: NeXTcube wikipedia.org | Steve Jobs presenta NeXT Computer en 1989 (Brant Ward)

La historia de un diseño: NeXT

About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>